Biografía de Ramón de Campoamor y Campoosorio
Buscabiografías



Ramón de Campoamor y Campoosorio

(1817/09/24 - 1901/02/12)

Ramón de Campoamor y Campoosorio


Ramón de Campoamor y Campoosorio

Poeta español



Nació el 24 de septiembre de 1817 en Navia (Asturias).

Hijo de un modesto campesino y de una rica hacendada.

A los dieciocho años se traslada a Torrejón de Ardoz (Madrid) para ingresar en el seno de la Compañía de Jesús. Poco tiempo después, probada su falta de vocación, se matricula en la universidad madrileña en la facultad de medicina.


Con veinte años se publica su primera obra, un comedia en dos actos titulada "Una mujer generosa". Sus primeros versos de tono romántico los publica también en ese mismo año, 1838. Aparecen impresos en un libro bajo el título de "Ternezas y flores". Dos años después publica otro libro de poesías: "Ayes del alma". En 1846 sale la primera edición de "Doloras" obra que le proporcionó una gran popularidad. También aparecen los libros titulados "Pequeños poemas" y "Humoradas".

Desde entonces, alterna su inclinación vocacional por la poesía, con la política. Monárquico, se afilia al Partido Moderado.

Con treinta años, es gobernador civil de Castellón.

Contrae matrimonio con Guillermina O'Gorman, una joven de acomodada familia irlandesa afincada en Alicante; de cuya unión no hubo descendencia.


En el periodo comprendido entre los años 1851 y 1854 ejerce el mismo cargo de gobernador en la provincia de Valencia.

En 1850 ocupa un escaño en el Congreso de Diputados. En defensa del sistema monárquico, llegó a batirse en duelo con el marino español Juan Bautista Topete Carballo, que años más tarde sobresalió en la célebre insurrección que arrojó del trono a Isabel II en 1868.

En 1861 es designado como miembro de la Real Academia de la Lengua Española, ocupando el sillón E. También fue senador en los últimos años de su vida.

Ramón de Campoamor falleció el 12 de febrero de 1901 en Madrid.


Obras

Teatro

Una mujer generosa
El castillo de Santa María
Una mujer generosa
La fineza del querer
El hijo de todos
Guerra a la guerra
El hombre Dios
Jorge el guerrillero
Moneda falsa
Cuerdos y locos
Dies irae
Las penas del purgatorio
Cómo rezan las solteras
El amor o la muerte
El confesor confesado

Poesía

Ternezas y flores, versos románticos
Ayes del alma
Fábulas originales
Doloras
Poesías y fábulas
El drama universal
Colón
El licenciado Torralba
Pequeños poemas
Los buenos y los sabios
Humoradas
Don Juan
Los amores de una santa
Fábulas completas

Filosofía

Filosofía de las leyes
El personalismo, apuntes para una filosofía
La metafísica limpia, fija y da esplendor al lenguaje
Lo absoluto
Poética
El ideísmo
La originalidad y el plagio
Sócrates
La Metafísica y la poesía ante la ciencia moderna
Sobre el panenteísmo

Otras obras

Historia crítica de las Cortes reformadoras
Los manuscritos de mi padre
Polémicas
Discursos parlamentarios
Polémicas con la democracia
Cánovas


El reino de los beodos

Tuvo un reino una vez tantos beodos,
que se puede decir que lo eran todos,
en el cual por ley justa se previno:
-Ninguno cate el vino.-
Con júbilo el mas loco
aplaudióse la ley, por costar póco:
acatarla después, ya es otro paso;
pero en fin, es el caso
que la dieron un sesgo muy distinto,
creyendo que vedaba sólo el tinto,
y del modo más franco
se achisparon después con vino blanco.
Extrañado que el pueblo no la entienda.
El Senado a la ley pone una enmienda,
y a aquello de: Ninguno cate el vino,
añadió, blanco, al parecer, con tino.
Respetando la enmienda el populacho,
volvió con vino tinto a estar borracho,
creyendo por instinto ¡mas qué instinto!
que el privado en tal caso no era el tinto.
Corrido ya el Senado,
en la segunda enmienda, de contado
-Ninguno cate el vino,
sea blanco, sea tinto,- les previno;
y el pueblo, por salir del nuevo atranco,
con vino tinto entonces mezcló el blanco;
hallando otra evasión de esta manera,
pues ni blanco ni tinto entonces era.
Tercera vez burlado,
- dijo el Senado;
se prohibe mezclar vino con vino>-
Mas ¡cuánto un pueblo rebelado fragua!
¿Creeis que luégo lo mezcló con agua?
Dejando entonces el Senado el puesto,
de ese modo al cesar dió un manifiesto:
La ley es red, en la que siempre se halla
descompuesta una malla,
por donde el ruín que en su razón no fía,
se evade suspicaz... ¡Qué bien decía!
Y en lo demás colijo
que debiera decir, si no lo dijo:
Jamás la ley enfrena
al que a su infamia su malicia iguala:
si se ha de obedecer, la mala es buena;
mas si se ha de eludir, la buena es mala.


*buscabiografias.com



SOBRE ESTA BIOGRAFÍA
Autor: redacción de buscabiografias.com
Redactores: Víctor Moreno, María E. Ramírez,
Cristian de la Oliva, Estrella Moreno.
Actualización:
2018











Tal día como hoy

Nació

Nicolás Copérnico

Nicolás Copérnico

Astrónomo polaco Reconocimientos: Teoría heliocéntrica, Ley de Gresham, Principio de Copérnico Campos: Astronomía, matemáticas Obras: Commentariolus, De revolutionibus orbium coelestium... Nombre: Nic...

Ver biografia
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para realizar labores analíticas. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK | Más información